Por AMERICAN HEART ASSOCIATION NEWS

SPANISH 0404-Feature-Survey_WP

Read in English

Según una nueva encuesta, solo la mitad de estadounidenses está dispuesta a realizar RCP en caso de una emergencia.

A muchos más –61 %– les preocupa lastimar a la víctima sin querer. Esa inquietud tiende a existir mucho más en miembros de minorías étnicas y raciales: el 70 % de negros, 67 % de asiáticos y 64 % de hispanos creen que pueden lastimar a la persona, a comparación de 59 % de blancos. Además, los hispanos tienden más que los blancos a creer que para dar la reanimación cardiopulmonar solo con las manos, se necesitan una capacitación y una certificación especializada.

La encuesta de reanimación cardiopulmonar solo con las manos de casi 1,200 adultos se realizó en línea en 2016. La comisionó la American Heart Association, y se ha hecho desde 2009.

Gustavo E. Flores, M.D., quien por muchos años ha dado entrenamientos de RCP, dijo que los hallazgos no le sorprendieron porque ha escuchado las mismas inquietudes y comentarios de sus estudiantes. Pero él quiere que la gente sepa que los beneficios de dar RCP sobrepasan significativamente el riesgo de lastimar a alguien.

“El paciente que está ante usted está pasando por lo peor que uno puede pasar –no tener señales de vida”, dijo Flores, director y jefe de instrucción de Emergency & Critical Care Trainings en San Juan, Puerto Rico. “Si su paciente tiene… un paro cardíaco súbdito, no hay nada que uno pueda hacer para empeorarlo”.

Según estadísticas de la AHA, ocurren más de 350.000 paros cardíacos fuera del entorno hospitalario, y solo aproximadamente sobrevive el 11 % de las personas que reciben tratamiento por los proveedores de servicios de emergencia médica. Realizar RCP puede duplicar o triplicar los chances de supervivencia de una persona, especialmente si se hace en los primeros minutos del paro cardíaco.

El padre de Flores también daba instrucción de RCP, y de niño con frecuencia acompañaba a su papá a sus clases. Hace dos décadas, el obstáculo principal era el desarrollar una técnica segura y efectiva para instruir al público en general, dijo Flores. Pero a pesar de la simple técnica de hoy, que consiste en empujar duro y rápido en el centro del pecho, persiste la percepción errónea que se necesita una capacitación especializada, dijo.

“Se puede hacer RCP solo con las manos sin peligro”, dijo Flores. “Solo se necesitan dos manos”.

Sean Culliney, un coordinador de instrucción de servicios de emergencias médicas, da clases en Tucson, Arizona.

“Es mucho más el daño que ocurre por no hacer nada”, dijo el paramédico del Northwest Fire District.

Culliney dijo que los resultados de la encuesta muestran que la comunidad que promueve la RCP tiene que hacer una mejor labor de propagar el mensaje en las comunidades de minorías étnicas y raciales en sectores urbanos.

La encuesta también mostró que 13 % de los encuestados dijeron que recientemente habían estado en una situación en que pudieron haber realizado RCP, pero no lo hicieron. Eso representa un aumento del 4 % que lo indicó en la encuesta de 2014.

Además, 90 % de los encuestados creen que la instrucción de RCP debe ser obligatoria para alumnos de secundaria, y el 89 % saben que deben primero llamar a el 911 si alguien tiene un paro cardíaco. Ese porcentaje representa un aumento del 86 % de personas que lo indicaron en el cuestionario de 2014.

Desde 2015, más de 6,4 millones de personas han sido capacitadas en la técnica de reanimación cardiopulmonar solo con las manos por medio de instrucción por vídeo, eventos y quioscos educativos. La campaña de reanimación cardiopulmonar solo con las manos de la American Heart Association ha sido apoyada por la Fundación Anthem.