Por AMERICAN HEART ASSOCIATION NEWS

Una mujer sentada en una terraza leyendo un libro.

Read in English

Hay estudios que indican que pasar sentado por mucho tiempo puede ser malo para la salud. ¿Pero qué impacto tienen los peligros del comportamiento sedentario sobre la salud de la creciente población de mujeres hispanas y latinas?

Investigadores del nuevo Centro de Investigación Cardiovascular de la Mujer, de la Universidad de California en San Diego (UCSD, por sus siglas en inglés) y la Universidad Estatal de San Diego han empezado un estudio de cuatro años y $3.7 millones para examinar el vínculo entre hábitos sedentarios y la salud cardiovascular en mujeres hispanas y latinas de más de cincuenta y cinco años de edad.

Por lo general, el comportamiento sedentario se define como permanecer sentado por un mínimo de treinta minutos, dijo Matthew A. Allison, el investigador principal del estudio y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego.

El estudio de la relación entre el tiempo que uno pasa sentado y la salud cardíaca es un campo relativamente nuevo. Las primeras investigaciones comenzaron en Australia, dijo Allison, cuya especialización es la cardiología preventiva. Los científicos estadounidenses empezaron a abarcar el tema en los últimos cinco años, comentó.

Hasta el momento, los hallazgos sugieren que el permanecer sentado por períodos largos puede contribuir a enfermedad cardíaca, ataque cerebral, diabetes tipo 2, colesterol alto y otras condiciones de salud que resultan en enfermedad cardiovascular – incluso en personas que hacen ejercicio.

Allison y sus colegas decidieron centrarse en las mujeres hispanas y latinas porque pocos estudios publicados evalúan su salud cardiovascular. Además, indicó, la mayoría de la investigación del comportamiento sedentario en Estados Unidos se ha hecho en negros y blancos.

Uno de los pocos estudios de hispanos y latinos determinó que los más de doce mil adultos pasaban sentados más de doce horas diarias. Eso se ató a niveles más altos de azúcar en la sangre y niveles más bajos del colesterol HDL, el “bueno”.

Si Allison y sus colegas encuentran un vínculo entre pasar mucho tiempo sentado y enfermedad cardíaca y sus factores de riesgo, podrían desarrollar maneras de reducir el tiempo que pasan sentadas las mujeres hispanas y latinas, dijo, lo que podría “tener un efecto enorme en el riesgo cardiovascular de la población de los Estados Unidos en sí”.

En el año 2014 habían aproximadamente veintiséis millones de mujeres hispanas y latinas en Estados Unidos, una cifra que se espera que aumente hasta unas cuarenta y cinco millones de mujeres para el año 2040, de acuerdo a información de la Oficina del Censo. Después del cáncer, en el año 2013, la enfermedad cardíaca y el ataque cerebral representaron la segunda y tercera causas de muerte en mujeres hispanas y latinas, según estadísticas de los Centros de la Prevención y el Control de Enfermedades.

Para el estudio, reclutarán a doscientas cincuenta mujeres hispanas y latinas de clínicas del Condado de San Diego con el fin de reducir en un veinticinco por ciento el tiempo que pasan sentadas. Los investigadores llegarán a conocer los entornos de hogar y trabajo de las mujeres, y sugerirán formas de reducir el tiempo que pasan sentadas, como usar temporizadores para recordarles que se pongan de pie o caminen cuando estén viendo televisión, dijo la investigadora Jacqueline Kerr, Ph.D., profesora agregada de comportamiento de salud en UCSD, quien usa una aplicación en su teléfono inteligente para recordarle que se ponga de pie cada treinta minutos.

“En realidad, tiene que ver con el contexto en que uno se desenvuelve y cómo puede cambiar ese entorno para animarle a ponerse de pie con más frecuencia”, dijo Kerr.

Las mujeres usarán un inclinómetro – un dispositivo que detecta cambios a la postura – para rastrear el tiempo que pasan sentadas. Los investigadores darán seguimiento a las mujeres durante tres meses para medir su desarrollo. Una investigadora de la Universidad Estatal de San Diego analizará el colesterol, el azúcar en la sangre y otras sustancias en muestras de sangre que se tomarán de las mujeres al principio y al final del estudio.

Los investigadores también analizarán datos sobre los períodos que permanecen sentadas cuatrocientas mujeres de veinticinco a ochenta y un años de edad del sector de San Diego quienes participan en el Estudio de la Salud de la Comunidad Hispana/Estudio de los Latinos, un estudio de largo plazo de más de dieciséis mil adultos hispanos y latinos en los Estados Unidos.

El proyecto, subvencionado por La red de investigación estratégica de Go Red Por tu Corazón, una inciativa de la American Heart Association, también incluye una capacitación para otros científicos sobre cómo estudiar la salud cardiovascular en las mujeres.