Por AMERICAN HEART ASSOCIATION NEWS

Read in English

Según los resultados de un nuevo estudio, los mexicano-estadounidenses de mediana edad encaran el doble de riesgo de ataque cerebral al compararlos con sus pares blancos, y se considera que la diabetes es un factor principal.

Los ataques cerebrales isquémicos son los más comunes y ocurren cuando se desarrolla una obstrucción en una arteria que transporta sangre al cerebro.

El rol de la diabetes en el estudio es importante porque, a comparación con personas blancas, los mexicano-estadounidenses tienen un índice mucho más alto de diabetes no controlada, dijo Rajiv Patel, un estudiante de medicina en la Universidad de la Mancomunidad de Virginia y el autor principal del estudio. Según estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el 18 % los adultos mexicano-estadounidenses tienen diabetes, a comparación con el 9.6 % de adultos de raza blanca.

La diabetes es un factor de riesgo principal del ataque cerebral porque contribuye a la acumulación de placa en los vasos sanguíneos pequeños, incluso los del cerebro, dijo Patel.

“Deberíamos considerar cambios significativos en las políticas que afectan los factores de riesgo – [como por ejemplo] acceso al cuidado primario preventivo para mexicano-estadounidenses para ayudar a reducir las disparidades y concentrarnos en esos factores precedentes en lugar del resultado final”, dijo Patel.

Para el estudio, publicado el jueves en la revista científica Stroke, Patel y sus colegas analizaron datos de salud, recopilados entre 2000 y 2010, de 493 mexicanos-estadounidenses y 214 personas de raza blanca entre 45 y 59 años de edad. Los participantes eran habitantes del condado de Nueces en el Sur de Texas y habían tenido un ataque cerebral.

Otro hallazgo notable, dijo Patel, es que para estos sujetos la presión arterial alta no jugó un papel importante como se esperaba en las diferencias del riesgo de ataque cerebral. El científico dijo que eso puede ser porque, en general, la prevalencia de presión arterial alta era alta en los adultos de raza blanca y los adultos mexicano-estadounidenses. La presión arterial alta es una condición que se considera un factor de riesgo principal para ataque cerebral.

Los mexicano-estadounidenses en el estudio tendían menos a contar con seguro de salud que sus pares blancos, dijo Patel. Ese resultado es preocupante porque esos pacientes no tienen acceso a servicios preventivos para controlar las condiciones crónicas que sufren y que pueden conllevar a un ataque cerebral, dijo.

El neurólogo Julius Gene S. Latorre, M.D., dijo que los médicos de cabecera deben tomar nota de los hallazgos porque ellos son la primera fila de combate en la prevención de enfermedades.

Los pacientes que tienen riesgo de ataque cerebral también deben poner de su parte en prevenir o controlar la diabetes, la presión arterial alta y otros problemas crónicos, dijo Latorre, director del programa de tratamiento de ataque cerebral en la Universidad de Medicina Upstate de SUNY en Syracuse, Nueva York.

“El mejor ataque cerebral es el ataque cerebral que nunca te ha dado”, dijo Latorre.