Por AMERICAN HEART ASSOCIATION NEWS

0617-News-CDC_WP

Read in English

Según un nuevo informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC por sus siglas en inglés), los adultos puertorriqueños que viven en Estados Unidos no solo parecen tener el peor estado de salud de sus pares hispanos, sino también a comparación con hispanos de orígenes fuera de EE UU.

Los investigadores observan que, dado que hay cincuenta y cuatro millones de hispanos estadounidenses, lo cual les establece como el grupo más grande de las minorías del país, “se necesita información sobre los subgrupos de hispanos para entender la salud de las personas hispanas de diversas procedencias”.

En general, los hispanos indicaron que su salud básica es peor que la de personas que no son hispanas. Pero cuando los investigadores analizaron las medidas de salud en subgrupos específicos de hispanos, encontraron que los puertorriqueños tienden mucho más a reportar varios problemas de salud, como presión arterial alta, enfermedad del corazón, ataque cerebral y diabetes.

Aproximadamente el veinte y siete por ciento de puertorriqueños indicaron que tenían por lo menos dos de esas condiciones crónicas, a comparación del veintiún por ciento de mexicanos, diez y nueve por ciento de cubanos y diez y siete por ciento de centro y sudamericanos.

Jacqueline Lucas, una estadista de salud y autora principal del informe, dijo que espera que los datos preliminares le den a ella y sus colegas en los CDC un punto de partida para analizar los datos más profundamente según características como la edad, educación y cobertura de seguro, para determinar por qué aparentemente los puertorriqueños tienen un estado de salud peor que otros hispanos.

“Es bueno poder observar la mayor diversidad posible en la población hispana”, dijo Lucas, quien por dos décadas en los CDC ha centrado su investigación en minorías, disparidades de salud y salud de inmigrantes.

Por varias décadas, dijo Lucas, los puertorriqueños han dicho constantemente que tienen un peor estado de salud que otros hispanos. Lo que le llamó la ateción de la información nueva es que parece que la brecha en esa medida ha crecido.

Además, los puertorriqueños tuvieron más probabilidad que otros hispanos a tener, en el transcurso del mes anterior, una aflicción psicológica, incluso sentimientos de nerviosismo y desesperanza. Los puertorriqueños también tuvieron una mayor tendencia a indicar que no pudieron trabajar por sus problemas de salud.

Se recopilaron los datos entre 2010 y 2014, de 165 950 estadounidenses, incluso 28 880 hispanos.

Según cálculos recientes de la Oficina del Censo, a nivel nacional, los mexicanos representan el subgrupo hispano más grande, seguido por los puertorriqueños.

Según investigadores de los CDC, “aunque la población hispana en los Estados Unidos puede compartir un idioma en común, hay una gran variación en los subgrupos en cuanto a sus antecedentes culturales, estatus socioeconómico y comportamientos al buscar cuidados de salud”.

Los hallazgos, escribieron los investigadores, “recalcan la importancia de tomar en cuenta a los subgrupos hispanos cuando se analiza la salud hispana”.

El informe del Centro Nacional de Estadísticas de los CDC comunicado el viernes es el más reciente trata la salud de los grupos raciales y étnicos en los Estados Unidos.

Un informe de abril determinó que los hispanos viven más que los blancos y negros, y los resultados de una investigación que salió en mayo muestran que los asiáticos indican que tienen un mejor estado de salud que otros adultos estadounidenses.