Por AMERICAN HEART ASSOCIATION NEWS

Read in English

Al parecer, los gorritos rojos están por todas partes en las redes sociales. En las fotografías, se ven en las en cabecitas de recién nacidos, de mascotas y de muñecas, y apilados en las mesas de muchos hogares. Algunos son sencillos; otros tienen detalles elaborados.

Dawn Lang Zupsic, de Beaver Falls, Pensilvania, es una de cientos de tejedores de punto y de croché que han puesto fotos de las creaciones de croché que han hecho en Facebook e Instagram. Ellos crean los gorritos para apoyar a Little Hats, Big Hearts, una campaña que empezaron la American Heart Association y The Children’s Heart Foundation para crear conciencia sobre los casi 40.000 bebés que nacen cada año con defectos del corazón.

Desde que comenzó en 2014, la campaña ha distribuido más de 100.000 gorritos a las familias de recién nacidos en hospitales en más de 40 estados en Estados Unidos. Algunos han llegado desde lugares tan lejanos como Alemania y Australia.

Lang Zupsic, de 49 años, dijo que supo de la existencia de la campaña por algo que leyó en la sección de noticias de su perfil en Facebook. Dijo que no pensó dos veces en hacer los gorritos porque le encanta tejer a croché, una destreza que aprendió de su mamá y de su abuela cuando tenía 10 años. Le toma aproximadamente 20 minutos hacer un gorrito. Un colega en la empresa en Pittsburgh donde trabaja como administradora de repuestos le donó la lana.

Dawn Lang Zupsic está haciendo más de dos docenas de gorritos para apoyar a Little Hats, Big Hearts. (Foto cortesía de Dawn Lang Zupsic)

Dawn Lang Zupsic está haciendo más de dos docenas de gorritos para apoyar a Little Hats, Big Hearts. (Foto cortesía de Dawn Lang Zupsic)

“Son bastante fáciles de hacer”, dijo. “Traigo la lana al trabajo, los hago durante mi hora de almuerzo, y [también] cuando tengo tiempo por las noches”.

Lang Zupsic dijo que pronto alcanzará la meta de hacer por lo menos 36 gorritos para fin de año.

Además de la satisfacción que siente de contribuir a una buena causa, Lang Zupsic dijo que hacer los gorritos le trae buenos recuerdos de su niñez, cuando se sentaba a hacer croché con su abuela mientras ésta le compartía historias de su propia niñez.

Lang Zupsic no conoce a nadie que tenga hijos que hayan nacido con problemas del corazón. Pero está consciente que la enfermedad del corazón es común en adultos. Y cree firmemente en hacer ejercicio y comer sano. “[Uno] necesita cuidar de su corazón, y uno necesita cuidar de su cuerpo”, comentó.

Si tiene preguntas o comentarios sobre este artículo, por favor envíe un correo electrónico a editor@heart.org.