Por AMERICAN HEART ASSOCIATION NEWS

SPANISH 0921-feature-+color_WP

Read in English

Para motivar a los estadounidenses comer más saludablemente, la American Heart Association ha impulsado +color, una nueva iniciativa cuyo llamado es: llenen sus platos de color con una taza adicional diaria de frutas y verduras.

El jueves, para promover la iniciativa, la meteoróloga Dylan Dreyer, del programa Today de la cadena NBC, ayudó a la organización a distribuir frutas y verduras gratuitas del camión de comida de +color en Union Square cerca de la Universidad de Nueva York.

El viernes, la iniciativa tendrá una transmisión en vivo en YouTube a las 3:30 EST, con participación de Dreyer.

“Si lo que quiere es tener y mantener un peso saludable, las frutas y las verduras pueden ayudar a sentirse satisfecho”, dijo Rachel Johnson, Ph.D., R.D., una profesora de nutrición en La Universidad de Vermont en Burlington y ex-presidenta del comité de nutrición de la AHA. “Es casi imposible el comer frutas y verduras en exceso”.

Tres de cuatro estadounidenses consumen una dieta que carece de alimentos saludables, como lo son las frutas, las verduras, los productos lácteos y los aceites saludables. Los hábitos de alimentación poco saludables contribuyen a enfermedades crónicas como enfermedad de corazón y factores de riesgo vinculados a la dieta, como la diabetes tipo dos y la obesidad.

Según la AHA, una taza adicional diaria de frutas y verduras puede ayudar a las personas a comer las dos tazas de fruta y las dos tazas y media de verduras que se recomiendan.

La meteoróloga Dylan Dreyer, del programa Today de la cadena NBC, ayudó el jueves a distribuir frutas y verduras del camión de +color en Nueva York.

La meteoróloga Dylan Dreyer, del programa Today de la cadena NBC, ayudó el jueves a distribuir frutas y verduras del camión de +color en Nueva York.

“Una taza adicional al día, por los próximos 20 años, es mucha nutrición”, dijo Lanette Kovachi, R.D.N. una dietista global para Subway, un patrocinador de +color.

Esa taza adicional podría ser aguacate.

Esta comida cotidiana de las familias hispanas y latinas es parte de una dieta sana para el corazón, dijo Emiliano Escobedo, director ejecutivo del Junta del Aguacate Hass, un patrocinador de +color a través de su campaña Aguacates Frescos—Saborea Uno Hoy.

Escobedo, quien creció comiendo aguacates en su país natal, México, dijo que espera que las recetas Heart-Check de la AHA y los mensajes dirigidos a hispanos y latinos de todas generaciones los inspiren a comer más saludablemente. Un mito que el espera disipar es que los aguacates son una fuente de grasa dañina. Los aguacates son, de hecho, una fuente de grasa buena.

“La oportunidad que se da [con la iniciativa +color] es enseñarle al consumidor hispano que lo que ya tienen en su canasta de frutas se puede usar de más formas”, dijo Escobedo, quien le agrega aguacates a sus batidos.

Según estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los niños y adultos hispanos y latinos en Estados Unidos tienen tasas altas de obesidad. La obesidad es un factor de riesgo principal de enfermedad del corazón, la segunda causa de mortalidad en hispanos y latinos estadounidenses.

Los hallazgos de un estudio reciente mostraron que a pesar que más estadounidenses comen una dieta rica en frutas y verduras, representan menos del 2% de la población. Además, los resultados indicaron que los mexicoamericanos no han mejorado sus dietas con la misma rapidez que los blancos.

A pesar del valor nutricional de las frutas y verduras, el costo y la falta de familiaridad pueden limitar su consumo, dijo Johnson. Las comidas chatarras de poco valor nutricional tienden a ser más baratas que las frutas y verduras frescas, y el costo puede ser una barrera para una familia con recursos limitados. Y puede que las personas no estén dispuestas a probar frutas y verduras que desconocen. “Puede tomar tiempo” desarrollar el gusto por una comida nueva, dijo Johnson.

Ella sugiere comprar frutas y verduras congeladas, “que serán más baratas y se pueden almacenar por más tiempo”. También ayuda estar atento de los descuentos y comprar productos de temporada, agregó Johnson.

Hay estudios que sugieren que comer más frutas y verduras de joven puede, 20 años más tarde, reducir el riesgo de endurecimiento y estrechamiento de las arterias coronarias a raíz de calcio, una condición que puede conllevar a enfermedad del corazón. Un estudio determinó que comer frutas y verduras a diario disminuyó el riesgo de ataque cerebral.

Muchos están tratando de aumentar su consumo de frutas y verduras, dijo Kovachi, pero “hay mucho más trabajo por hacer. Estamos motivando a las personas para lograr sus metas y les estamos dando una oportunidad fácil para que coman vegetales”.

Para endulzar el reto de una taza diaria de frutas o verduras, la AHA proveerá una serie de videos, eventos en redes sociales e información digital interactiva.

Las comidas coloridas le dan un toque apetitoso a los platos, pero también aumentan el valor nutricional, dijo Kovachi. “Las verduras de colores intensos tienen más vitaminas y minerales”, y la vitamina A, la vitamina C, el potasio y los antioxidantes pueden limitar la inflamación y otros daños al cuerpo, dijo.

“Agréguenle a sus dietas un arcoíris de frutas y verduras a sus dietas para consumir todos esos nutrientes y antioxidantes”, concluyó Kovachi. “Como meta final, queremos ayudar a las personas llevar vidas más saludables”.

Foto por Diane Bondarefff/AP Images para American Heart Association